Edward Finegan, en su libro “El lenguaje: su estructura y uso”, comienza a defender la idea de que el lenguaje es más que una mera comunicación. Afirma: “El lenguaje es acción social, con trabajo que realizar. Es un sistema que los hablantes, escritores y firmantes explotan a propósito. Se usa para hacer cosas, no solo para informarlas, describirlas o discutirlas”.

Las palabras importan. Al aprender un nuevo idioma, podemos establecer metas para lograr o hacer algo. Aprender un idioma no es aprender a atravesar pasivamente una cultura desconocida. Aprender un idioma es una decisión intencional y continua de comunicarse y actuar dentro de una cultura.

¡Tomar acción! ¡Aprende un idioma!

¡Tomar acción!
Currency
error: Content is protected !!